Centro Hispano Latino de Capacitación y Asistencia Técnica en Adicción (NHL-ATTC) de SAMHSA

In EnglishEm Portugues

 

Según la encuesta nacional sobre el uso y la salud de las drogas (NSDUH 2014 por sus siglas en inglés), el 9.9% de los hispanos (3.4 millones) y el 9.2% de los no hispanos (19.7 millones) necesitaron tratamiento para el uso de sustancias. Entre las personas de 12 años de edad o más que necesitaban tratamiento, los hispanos tenían menos probabilidades que los no hispanos de haber recibido tratamiento (9.0 contra 10.5%). Se estima que 3.1 millones de hispanos necesitaban, pero no recibieron tratamiento especializado. Los datos combinados desde el 2003 al 2011 indican que los hispanos tenían más probabilidades que los no hispanos de haber necesitado tratamiento en el último año. Entre los hispanos que necesitaron, pero no recibieron tratamiento en el último año, el 94.4 por ciento no sintió la necesidad de hacerlo, el 3.6 por ciento sintió la necesidad de tratamiento, pero no hizo el esfuerzo de obtenerlo, y el 2.0 por ciento sintió la necesidad de tratamiento e hizo un esfuerzo por conseguirlo. De manera similar, entre los no hispanos que necesitan tratamiento, pero no lo reciben, el 94.8 por ciento no sintió la necesidad de tratamiento, el 3.5 por ciento sintió la necesidad de tratamiento, pero no hizo un esfuerzo por obtenerlo, y el 1.7 por ciento sintió la necesidad de tratamiento y se esforzó por conseguirlo.

Este dato demuestra que existe la necesidad de ampliar las opciones de tratamiento para los hispanos con el fin de adaptarse a aquellos que sintieron la necesidad de tratamiento, pero no lo recibieron. También demuestra que se necesita más educación para alcanzar a las personas que necesitaban tratamiento pero que no sintieron la necesidad de hacerlo o no hicieron un esfuerzo por obtenerlo. Una de las razones de la falta de acceso para aquellos que querían tratamiento es la escasez de médicos y proveedores hispanos, bilingües y biculturales en los EE. UU. En el 2005, la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) señaló que aunque uno de cada cinco estadounidenses se identifica como Hispanos, solo el uno por ciento de los psicólogos se identificaron como hispanos. El APA continuó señalando que mientras el 70 por ciento de los blancos no hispanos regresan para una segunda cita después de una visita inicial a un psicólogo, en el 50 por ciento de los hispanos lo hacen. El APA encontró que tanto las barreras del lenguaje como los valores de las familias hispanas crearon barreras para el tratamiento.

La Asociación de Psiquiatría Americana digirió varios estudios en una hoja informativa en el 2014. Entre sus puntos destacados, se encontró que el 36 por ciento de los hispanos con depresión recibieron atención, frente al 60 por ciento de los blancos; los pacientes bilingües se evalúan de manera diferente cuando se evalúan en inglés versus español; y los hispanos son menos tratados que los blancos.

Las cifras nacionales son escasas, pero los hallazgos de un informe de febrero de 2018, “Fuerza laboral de salud conductual actual y futura de California”, podrían utilizarse como modelo para el resto del país. El reporte pronostica una escasez sustancial de profesionales de salud conductual calificados y diversos en California dentro de 10 años, dejando a los pacientes pertenecientes a minorías y aquellos que se encuentran fuera de las áreas metropolitanas principales especialmente desatendidos. Más allá de los desafíos geográficos, la investigación encontró disparidades raciales en el campo de la salud mental y las adicciones, con latinos y afroamericanos poco representados: solo el 4 por ciento de los psiquiatras son latinos y el 2 por ciento son afroamericanos, según el informe.

La Asociación Nacional Latina de Salud Mental y Adicciones (NLBHA, por sus siglas en inglés) planea usar estos fondos para desarrollar el Centro Hispano Latino de Capacitación y Asistencia Técnica en Adicción (Centro Hispano Latino ATTC) de SAMHSA. El Centro Hispano Latino ATTC brindará servicios a personas y organizaciones que brindan servicios de salud mental y adicciones a poblaciones hispanas/latinas por todos los EE. UU. El proyecto brinda capacitación y asistencia técnica a una amplia gama de organizaciones públicas, sin fines de lucro y privadas en prácticas y programas cultural y lingüísticamente apropiados, eficaces al servicio de las poblaciones latinas, incluyendo evidencias basadas en ciencia, evidencia definida por la comunidad y otras prácticas comprobadas o emergentes.

Metas para el Centro Hispano Latino de Capacitación y Asistencia Técnica en Adicción (Centro Hispano Latino ATTC) de SAMHSA

El Centro Hispano Latino ATTC desarrollará y fortalecerá la fuerza laboral especializada y la fuerza laboral de atención primaria de salud que proporciona tratamiento de recuperación de sustancias (SUD, por sus siglas en inglés) y servicios de apoyo de recuperación para las poblaciones hispanas/latinas mediante el logro de los siguientes objetivos:

1. Desarrollar y / o mejorar la calidad de los servicios e intervenciones disponibles mediante la creación de una relación entre los investigadores, los proveedores de tratamiento de SUD, los consejeros y la comunidad de recuperación para aumentar las herramientas necesarias para mejorar la calidad de servicios disponibles a las comunidades hispano/latinas en el proceso de cuidado;

2. Mejorar las organizaciones y los sistemas de atención mediante el desarrollo de herramientas prácticas y el establecimiento de prácticas basadas en evidencia para SUD para las necesidades de capacitación y desarrollo de la fuerza laboral de SUD;

3. Utilizando un enfoque de cambio de sistema, aumentar el conocimiento de las prácticas basadas en evidencia relevante para las comunidades hispanas/latinas de la fuerza laboral de SUD, incluyendo a pares, con el fin de mejorar sus habilidades para servir mejor a esta comunidad;

4. Ofrecer asistencia técnica intensiva a los sistemas estatales, proveedores, colegas e investigadores para mejorar sus procesos y prácticas y para satisfacer las necesidades identificadas en la prestación de servicios efectivos de tratamiento y recuperación de SUD para las comunidades hispanas/latinas, proporcionando un continuo desarrollo de habilidades y oportunidades de entrenamiento. relacionado con prácticas basadas en evidencia específicos y estrategias de implementación;

5. Mejorar el acceso y la participación mediante la celebración de una conferencia bianual de Salud Mental y Adicciones enfocada en la Comunidad Hispana durante 2,5 días para resaltar los nuevos hallazgos en el campo y aumentar los nuevos conocimientos disponibles para los proveedores, investigadores, clínicos y colegas, de los servicios de abuso de sustancias a esta comunidad.

Para obtener más información, póngase en contacto:

Pierluigi Mancini PhD
Director del Proyecto
Centro Hispano Latino ATTC
pierluigi@nlbha.org

Maxine Henry, MSW, MBA
Sub-Directora del Proyecto
Centro Hispano Latino PTTC
maxine@nlbha.org